La rehabilitación es una de las propuestas urbanas más reciente. Está en elaboración y debate constante tanto a nivel teórico como práctico en la actualidad.

Los ayuntamientos propugnan un nuevo urbanismo hacia la rehabilitación urbana y calidad de vida en las ciudades mientras se favorece la salida de usos molestos o actividades industriales. Las ciudades postindustriales se van adaptando a las nuevas funciones económicas. Así, en muchas ocasiones, aunque se busque una mejora de la calidad ambiental y de vida en estas ciudades, las acciones de rehabilitación y renovación de las ciudades se orientan a convertirlas en nueva fuente de recursos (turismo, promoción inmobiliaria…).

El medio urbano y su degradación influyen en el declive de los barrios más desfavorecidos. La intervención en el espacio colectivo, el espacio caminable, de relación entre individuos, de escala humana, cercano a las viviendas y vividero, tiene una fuerte repercusión en la calidad de vida de un barrio.

Las instituciones europeas desarrollan una apuesta por las intervenciones de regeneración integrales desde 1990 con la publicación del Libro Verde sobre el Medioambiente Urbano. La posterior Carta de Aalborg profundiza en la misma línea, dando lugar a programas de proyectos como la iniciativa URBAN. Finalmente, la Carta de Leipzig apuesta por la revitalización de barrios y la sostenibilidad urbana.

En este sentido habría que destacar otros textos aprobados por la Unión Europea que tienen en común su preocupación por introducir políticas de regeneración urbana integrada:

-La estrategia “EUROPA 2020: Una estrategia para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador”.

-La Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité de las Regiones y al Comité Económico y Social Europeo titulada “Libro Verde sobre la cohesión territorial: Convertir la diversidad territorial en un punto fuerte“.

-Los documentos de las últimas Reuniones Informales de Ministros sobre Desarrollo Urbano, en particular: el “Programa de Acción de Lille”15; el “Urban Acquis” adoptado en el Consejo informal de Ministros sobre Políticas Urbanas en Rotterdam; el “Acuerdo de Bristol”; la “Agenda Territorial de la UE: Hacia una Europa más competitiva y sostenible de regiones diversas”, la “Declaración de Marsella” y la Declaración de Toledo, adoptada en la Reunión Informal de Ministros de Desarrollo Urbano en Toledo el 22 de junio de 2010, que define la Regeneración Urbana Integrada como modo complejo de abordar la regeneración de las ciudades.

En España, en línea con las políticas europeas, desde 1990 se comienza a plantear el desarrollo urbano sostenible y comienza a adquirir importancia la revitalización de barrios. Las actuaciones revitalizadoras se hacen a través de las Áreas de Rehabilitación Urbana con Planes Estatales o Autonómicos de Vivienda.

El Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012 de 19 de Mayo de 2009 integra como objetivo la intervención y mejora de áreas con mayores elementos de debilidad como los cascos históricos, barrios degradados o núcleos rurales.

Otras nuevas legislaciones como la Ley 8/2007, de 28 de mayo, de Suelo, la Ley de Barrios de Cataluña, la Ley de Rehabilitación de Barrios de Baleares o la Declaración de Toledo, ponen de manifiesto la creciente importancia de la rehabilitación.

        

Última actualización de el 05-07-2012 por Nagore Urrutia

  • VISTO 2891 VECES

Estructura de la página