¿QUÉ ES UN EPI EN TRABAJOS VERTICALES?

Se entenderá por equipo de protección individual (EPI) cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el  trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o  su salud en el trabajo, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin.   

¿QUÉ DEBE CUMPLIR?

Las condiciones para la comercialización y las exigencias esenciales de salud y seguridad de los EPI están establecidas en el RD 1407/1992 de 20 de noviembre (transposición de la Directiva 89/686/CEE, de 21 de diciembre). Con la colocación del marcado CE el fabricante declara que el EPI se ajusta a las disposiciones indicadas en el citado Real Decreto.

Especialmente reseñable es la obligación, por parte del fabricante, de suministrar un folleto informativo junto con cada equipo, documento de gran utilidad en el proceso de selección y uso, y que debe contener información acerca de todas sus características, como, por ejemplo, instrucciones y limitaciones de uso, mantenimiento, limpieza, revisiones, caducidad, etc. Debe estar escrito en español y su contenido ser perfectamente claro.

Las exigencias mínimas relativas a la elección y utilización de los EPI se fijan en el Real Decreto 773/1997, de 30 de mayo (transposición de la Directiva 89/656/CEE, de 30 de noviembre).

 

¿CUÁNDO?

Para combatir los riesgos de accidente y de perjuicios para la salud, resulta prioritaria la aplicación de medidas técnicas y organizativas destinadas a eliminar los riesgos en su origen o a proteger a los trabajadores mediante disposiciones de protección colectiva.

Cuando estas medidas se revelan insuficientes, se impone la utilización de equipos de protección individual a fin de prevenir los riesgos residuales ineludibles.

Podemos resumir este razonamiento del modo siguiente:

Los cuatro métodos Fundamentales para Eliminar o Reducir Los Riesgos Profesionales.

1. ELIMINACIÓN DEL RIESGO

2. AISLAMIENTO DEL RIESGO

3. ALEJAMIENTO DEL TRABAJADOR.(PROTECCIÓN COLECTIVA)

4. PROTECCIÓN DEL TRABAJADOR (PROTECCIÓN PERSONAL)

 

¿CUÁL Y CÓMO?

La utilización de un EPI o de una combinación de EPI contra uno o varios riesgos puede conllevar una serie de molestias. Por consiguiente, a la hora de elegir un EPI apropiado, no sólo hay que tener en cuenta el nivel de seguridad necesario, sino también la comodidad.

Su elección deberá basarse en el estudio y la evaluación de los riesgos presentes en el lugar de trabajo. Esto comprende  la  duración de la exposición al riesgo, su frecuencia y gravedad, las

Condiciones existentes en el trabajo y su entorno, el tipo de daños posibles para el trabajador y su constitución física.   

Sólo son aptos para el uso, los equipos de protección individual que se hallan en perfectas condiciones y pueden asegurar plenamente la función protectora prevista.

Web link

Última actualización de el 07-02-2017 por Carlos Escamilla

  • VISTO 157 VECES