Unirse

Los sellos medioambientales y la Rehabilitación

  • Creado el 21-04-2013 con 12 publicaciones
  • VISTO 1779 VECES
  • Cristina Romero Medina
    el 21-04-2013

    Debido a la reciente publicación del Real Decreto 233/2013 del Plan de fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria y la regeneración y renovación urbanas, así como del Real Decreto 235/2013 en el que se aprueba el procedimiento básico de certificación energética de edificios (en el que como todos sabéis se incorporan los ya existentes), parece que definitivamente en este país se está apostando por la rehabilitación de edificios.

    Ante esta situación ¿cómo responden los distintos sellos medioambientales? ¿tienen sus criterios de evaluación adaptados para la rehabilitación de edificios? ¿cuáles son estos criterios?

    BREEAM ES publica en su página web que su metodología es aplicable tanto a obra nueva como a edificios rehabilitados, tanto en la categoría de  vivienda como la de comercial. 

    LEED tampoco tiene una categoría específica para rehabilitación, si bien LEED NC es para nuevas construcciones y grandes rehabilitaciones y LEED CD (Core and Shell) y LEED OM (Operations and Maintenence) pueden también tenerlo en cuenta.

    VERDE ha desarrollado, bajo el encargo de la dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo del Ministerio de Fomento, RH Residencial, con el objetivo de conseguir una herramienta sencilla que permita evaluar las intervenciones de rehabilitación que se realicen en edificios de vivienda colectiva. Evalúa el estado inicial de los edificios en lo referente a eficiencia energética y medioambiental, así como las mejoras que podrían obtenerse con la implantación de medidas de rehabilitación sostenibles. La herramienta funciona como una hoja excell y os la dejamos en la zona de documentos.

    PASSIVHAUS, aunque no sea una certificación medioambiental, sino más bien energética, también tiene una evaluación propia, ENERPHIT, que suaviza los requerimientos de demandas máximas en calefacción y refrigeración y el valor de estanqueidad de la envolvente.

    Qué opináis, responden bien los sellos medioambientales a las distintas casuísticas que se pueden dar en rehabilitación? ¿qué datos son obligatorios y cómo se evalúan rehabilitaciones parciales?

    xabat oregi
    el 22-04-2013

    opino que estos sellos pueden se run poco "tramposos". Es mi opinión, pero veo que siempre surgen estos sellos cando el mercado demanda algo nuevo. En una rehabilitación, sobre todo hay que tener en cuenta 2 cuestiones: cuanto se reduce la demanda mediante la nueva envolvente y qué tipo de materiales se han utilizado en la actuación.

    Para el cálculo del primer punto, ninguno de estos sellos te soluciiona nada, sino que tendríamos que utilizar una herramienta de simulación avanzada (tipo Design Builder, simergy, transys...). Y para el segundo punto habría que conocer el impacto ambiental de cada uno de los productos, conseguiendo esta información de bases de datos como Ecoinvent, Gabi o publicaciones cientificas...

    Por lo tanto ¿qué nuevo nos aporta el sello?

    Paula Rivas Hesse
    el 22-04-2013

    Hola a todos,

    como dice Xabat, todos los sellos tienen sus lagunas y, generalmetne, son importantes. No obstante, no es tan negro todo, se hacen avances e intentos de acercamiento que nos posibilitan hacer evaluaciones lo más completas posibles y con rigor.

    Para los dos aspectos que comenta Xabat que, desde luego son fundamentales en una rehabilitación, VERDE aporta las siguientes soluciones:

    VERDE RH Residencial, como explica Cristina, es una herramienta sencilla que intenta dar respuesta a técnicos incluso cuando no están familiarizados con las intervenciones ambientales. Para estudiar el comportamiento de la envolvente, aplica el método de cálculo de grados día, que es una aproximación bastante aceptable y que permite no necesitar una simulación energética. Eso si, siempre que no tengamos estrategias particulares, en caso de querer tener datos más precisos habrá que realizar una simulación energética.

    Respecto al comentario de Xabat sobre la necesidad de emplear un programa de simulación energética (no olvidemos que hay muchos y CALENER es uno de ellos), es cierto, todos los sellos de certificación ambiental excepto passivhaus que es un sello energético y tiene su metodología de cálculo propia y diferente de la empleada por herramientas como BREEAM, LEED y VERDE, requieren de una simulación energética. Aportan diferentes formas de leerlas, que no es poco y, por supuesto la evaluación del comportamiento energético en conjunto con otros campos fundamentales como el ahorro de agua, impactos de materiales, calidad del ambiente interior, etc.

    En cuanto a los impactos de los materiales, importante y poco estudiado, vamos trabajando con lo que tenemos a mano y, principalmente fomentado el avance en estos estudios. Hacer un análisis del impacto de materiales con programas como el SimaPro requiere de un trabajo y, sobre todo de unos conocimientos que no están al alcance de una rehabilitación tipo de un edificio de viviendas, pero en España contamos con la base de datos BEDEC, que arroja información sobre la energía embebida en el proceso de producción de los materiales y el CO2 emitido, además de la generación de residuos. Esta base es la que empleamos en VERDE para analizar el uso de nuevos materiales, no solo en rehabilitación, sino también en enueva edificación. Además, en VERDE RH hemos incluido una base de datos en la propia herramienta que facilita la evaluación de los materiales empleados.

    También se está empujando el mercado para que estas bases de datos sean más comunes (CYPE está a punto de publicar la suya que, además, abarca más impactos) y, sobre todo, para que los materiales de construcción elaboren su DAP que está regulada por normativa y da una información veraz de los impactos generados por la producción del material.

    Así que, como respuesta a la pregunta, yo diría que que las herramientas de certificación aportan una ayuda al diseño que facilita la incorporación de medidas que mejoran el comportamiento ambiental del edificio, una metodología de cálculo que nos permite conocer desde diferentes prismas en función de la herramienta que elijamos, el comportamiento y los impactos asociados a nuestro edificio y una garantía (en la certificación) de que la evaluación ha sido realizada correctametne y con la información adecuada.

    Cristina Romero Medina
    el 26-04-2013

    Buenas tardes Xabat y Paula, muchas gracias por vuestras aportaciones.

    Coincido con Xabat en que la limitación de la demanda del edificio y la evaluación de los materiales empleados son dos de los factores más importantes a tener en cuenta, tanto en obra nueva como en rehabilitación. Pero es cierto que los sellos medioambientales tienen estos aspectos en cuenta, y exigen simulaciones energéticas además de tener otros criterios de evaluación como la gestión ambiental en la construcción, el transporte (aspectos relacionados con la movilidad en la construcción/intervención en un edificio), ahorros de agua y residuos.

    Lo que sí se puede debatir es cómo lo evalúan unos u otros, y en este caso, cómo lo evalúan en concreto cuando se trata de una rehabilitación. ¿Se evalúan los mismos criterios que para obra nueva? porque una rehabilitación lleva muchos menos impactos asociados. ¿Se compara también con un edificio de referencia?

    Saludos

    Paula Rivas Hesse
    el 29-04-2013

    Muy buenas,

    la cuestiones que plantea Cristina son muy interesantes, voy a intentar arrojar un poco de luz desde el punto de vista de VERDE, aunque sería interesante ver también que ocurre con otras herramientas.

    En cuanto a la demanda y consumo de energía en fase de uso, nosotros tenemos dos posiciones, una para residencial y otra para edificios dotacionales.

    En VERDE RH Residencial, tenemos un criterio semejante al que emplean los métodos simplificados de calificación energética, con el método de los grados día. Para arrojar una evaluación del edificio lo comparamos con su estado actual y en función de la mejora obtenida en la reducción de la demanda, obtendrá una valoración mejor o peor.

    En VERDE RH Equipamientos, actualmente en desarrollo, tenemos dos opciones, si se trata de una rehabilitación integral y debe cumplir el CTE, se evalúa con la simulación tal y como la solicita el CTE y se compara con el edificio de referencia normativo. Si la intervenciòn no es integral, habrá que realizar una auditoría energética del edificio tal y como se indica en la ISO 50001 y el baremo de valoración dependerá del estado actual, pero también de alcanzar una demanda, en función del año de construcción que será un porcentaje determinado inferior a la exigencia del CTE.

    Indicar que en VERDE, ya sea Nueva Edificación o ReHabilitación, siempre evaluamos en función de la demanda del edificio y su energía consumida, no de las emisiones de CO2 como hace ahora la normativa española.

    Respecto a los materiales, la evaluación es distinta de la que se realiza en Nueva Edificación, ya que el primer objetivo es que la intervención aproveche al máximo los materiales existentes en el edificio, reduciendo la cantidad de material nuevo. Sobre los nuevos materiales implantados es sobre lo que medimos impactos, bien con los datos aportados por las DAPs, en caso de que existan, bien por datos aportados por bases de datos de acceso público como la BEDEC.

    Saludos

    Cristina Romero Medina
    el 01-05-2013

    Muchas gracias Paula por tus comentarios, perfectamente explicado. Voy a invitar a miembros de la Plataforma, asesores de otros sellos medioambientales para que nos expliquen sus herramientas aplicadas en rehabilitación, así podremos comparar.

    Saludos!

    Paula Pereiro Villanueva
    el 03-05-2013

    Buenos días a todos, 

    Yo os voy a presentar el punto de vista de BREEAM ES con respecto a la rehabilitación. En estos momentos en España se puede certificar cualquier tipo de edificio (no solo viviendas y comercial, sino cualquier tipología) rehabilitado y en uso a través de la metodología, así como regeneraciones urbanas. 

    Para la rehabilitación de edificaciones existen los manuales BREEAM ES COMERCIAL, BREEAM ES VIVIENDA Y BREEAM ES A MEDIDA. En los tres casos la eficiencia energética se evalúa a través del Método Nacional de Cálculo, en estos momentos CALENER. Se mide la mejora porcentual con respecto al edificio de referencia, con la salvedad de que para rehabilitación los porcentajes de mejora (la escala de puntos de rehabilitación) varían considerablemente en relación a obra nueva. Para poder emplear dicha escala es necesario que la mejora porcentual de emisiones de CO2 asociadas a su consumo operativo de energía respecto a su situación original, antes de la rehabilitación, debe de ser como minimo 25%. Si no se llegan a estos mínimos, entonces se emplea la escala correspondientes a edificaciones nuevas. La documentación que solicita BREEAM ES es el Certificado Energético. Además, también se aplican una serie de particularidades para el caso de edificios históricos. 

    Con respecto a los materiales empleados en las rehabilitaciones, BREEAM ES premia el empleo de materiales reutilizados y reciclados y la conservación de fachada y estructura. Además para todos aquellos materiales nuevos que se incorporan en la obra deberá de tener alguna de las tres ecoetiquetas o bien un Análisis de Ciclo de Vida del edificio. A lo largo de todo el manual técnico, se favorece a aquellas construcciones que se instalen en emplazamientos ya urbanizados y/o que tengan una edificación a rehabilitar que permita reducir la huella del edificio. 

    En cuanto a BREEAM ES EN Uso, permite evaluar edificios en funcionamiento que no realicen ninguna rehabilitación ni reforma. En referencia a la eficiencia energética se solicita el certificado energético en el caso de que lo tenga o bien se evalúan los diferentes sistemas del edificio y sus rendimientos asociados. En este caso, con respecto a materiales, se evalúan los desperfectos y deteriores qye hayan sufrido los materiales. 

    Si queréis verlo de forma detallada podéis descargar nuestros manuales técnicos de Comercial, Vivienda y Urbanismo de forma gratuita de www.breeam.es/extranet   

    Un saludo

    Cristina Romero Medina
    el 04-05-2013

    Buenos días a todos,

    Muchas gracias Paula por tus aclaraciones sobre Breeam. Entonces, como diferencias más significativas, VERDE evalúa en función de la demanda y el consumo del edificio y BREEAM al usar el método de cálculo nacional lo hace en función de las emisiones de CO2 como el Calener. 

    Sobre materiales, BREEAM acepta que tengan alguna de las tres ecoetiquetas, y VERDE,¿sólo acepta las DAP, o en caso de no existir, acepta cualquier otra ecoetiqueta?

    Además me surge otra duda. Paula, BREEAM ¿acepta otra simulación que no sea con Calener, o es obligatorio utilizar el Método de Cálculo Nacional al estar BREEAM ES adaptado a la normativa española?

    Muchas gracias a todos por vuestras aportaciones. Voy a intentar que alguien de LEED nos cuente cómo trabajan en Rehabilitación.

    Saludos.

    Paula Pereiro Villanueva
    el 06-05-2013

    Si, efectivamente, BREEAM solo acepta el Método Nacional de Cálculo (sea Calener o cualquier otro programa aprobado por el Ministerio).

    Saludos

    Fernando Gonzalez Laso
    el 06-05-2013

    Hola a todos, 

    En el año 2011 tuve ocasión del evaluar la rehabilitación de un edificio de viviendas en Zaragoza con la herramienta VERDE para mi Proyecto Fin de Master. En aquel momento solo existía la herramienta "Nueva edificación residencial y oficinas", y como presumía la herramienta no reflejó las bondades de la rehabilitación. Me refiero a que no premiaba ciertos aspectos relativos sobre todo al emplazamiento y el transporte, y penalizaba otros que venian heredados de la configuración arquitectónica existente como el pequeño tamaño de huecos de ventana, o la penalización por privacidad de vistas, por citar dos ejemplos.

    Como consecuencia de ello como conclusiones se planteaba la posibilidad de o bien hacer herramientas separadas o unificar edificación residencial de obra nueva y rehabilitación en una única herramienta. En ese momento era consciente de la dificultad de esta medida, sobre todo por la complejidad de ponderar el impacto asociado al transporte, que en una vivienda suburbana es mayor que una rehabilitada que normalmente se encuentra en la ciudad consolidada. De ese modo un comprador podía valorar con la misma escala de certificación una vivienda nueva y una rehabilitada.

    Posteriormente he seguido el desarrollo de la herramienta VERDE RH, asistiendo al webinair de sus presentación, donde pude intuir que se trata de una versión más "light" de certificación que la de obra nueva. Por lo que veo también BREEAM lo desglosa en dos herramientas. Entiendo que en ese aspecto PASSIVHAUS parte con ventaja al ser puramente un estandar de consumo energético, y es uno de los puntos fuertes que le veo, que no hace distinción entre obra nueva y rehabilitación.

    Mi pregunta es para Paula Rivas, con la que tuve ocasión de compartir impresiones durante mi proyecto, aunque la hago extensible a BREEAM: ¿existe alguna manera de establecer una relación directa entre la calificación de nueva edificación y rehabilitación en la misma herramienta?  ¿son igual de sostenibles "4 hojas verde" en nueva edificación que en rehabilitación?

    Saludos, y no le perderé el hilo a este debate que me parece muy interesante. 

    Paula Rivas Hesse
    el 06-05-2013

    Muy buenas a todos,

    en cuanto a la pregunta de Cristina sobre el programa a utilizar, aclarar que, aunque VERDE evalúa demanda (también emisiones de CO2, pero en un segundo plano) también empleamos el método nacional de cálculo y por tanto solo son válidos CALENER y otros programas reconocidos por el ministerio.

    En cuanto a la duda de Pablo, la herramienta VERDE RH Residencial es una herramienta sencilla, efectivamente es más light, aunque mantiene la filosofia del procedimiento de evaluación, la próxima herramienta si será tan completa y rigurosa como las VERDE de nueva edificación. Para comparar las herramientas de nueva edificación y rehabilitación, hay que tener en cuenta que el edificio de referencia cambia en algunos criterios, en cualquier caso en VERDE queremos restar importancia a la puntuación y dársela a los impactos reales, estos impactos si son comparables entre edificios de nueva edificación y de rehabilitación más que el número de hojas.

    Saludos a todos y gracias a Construction21 por facilitar este tipo de debates!

    Cristina Romero Medina
    el 07-05-2013

    Buenos días a todos!

    Muy interesante Fernando tu aportación al contarnos la aplicación a un caso práctico. Comentarte que Passivhaus sí hace distinción entre obra nueva y rehabilitación, porque los requerimientos de Passivhaus son muy sencillos pero a la vez muy exigentes. Para obra nueva exige 15 kWh/m2año para calefacción y refrigeración, mientras que para rehabilitación son 25 kWh/m2año. Varía también el valor exigido de la estanqueidad que para obra nueva son 0.6 renovaciones por hora y en rehabilitación aceptan hasta 1 renovación por hora. Esto es así, porque entiende que un edificio nuevo se puede estudiar desde la fase de idea para ubicarlo con la mejor orientación posible y teniendo en cuenta todos los aspectos  que hagan  posible alcanzar los valores exigidos. Esto en rehabilitación puede no ser así, ya que se parte de un edificio construido, en un solar determinado, con una orientación que a veces puede no ser buena, y que puede hacer imposible llegar a los requerimientos de obra nueva.

    Saludos y gracias a todos por participar!