Unirse

El RD para la certificación de la eficiencia energética de los edificios y las expectativas creadas

  • Creado el 19-03-2013 con 8 publicaciones
  • VISTO 1016 VECES
  • Marta Valdivieso
    el 19-03-2013

    Desde que la aprobación del proyecto de Real Decreto para la certificación de la eficiencia energética de los edificios parecía inmediata, han aparecido muchos cursos de programas de calificación energética, titulaciones de certificador energético,  empresas intermediarias que buscan colaboradores autónomos para realizar certificaciones energéticas, etc. Se están creando expectativas de empleo en un sector con una grave crisis, pero ¿son reales esas expectativas? ¿Qué pensáis vosotros? ¿Habéis notado algún cambio en vuestro entorno laboral?

    Fernando Martin-Consuegra
    el 20-03-2013

    Es posible que ocurra como con la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo o con las Inspecciones Técnicas de Edificios: que iban a dar de comer a todo el sector y después se han acabado por convertir en trabajos mal remunerados que ofertamos por precios irrisorios.

    Algo que sorprende mucho es que se estén generando todas estas espectativas profesionales pero no se esté pulsando en ningún momento la opinión de los afectados: los usuarios. Todo apunta a que van a ser los que van a pagar la factura y lo cierto es que también eson una parte interesada en la eficiencia energética, pero se les está ignorando sistemáticamente. Sin el compromiso de los usuarios es difícil que se implante una conciencia de eficiencia energética en España.

    Arturo Porta Sánchez
    el 20-03-2013

    Expectativas muchas. Concienciación poca. Voluntad política de sacar el RD adelante, menos todavía. Según informaciones que he tenido, el Estado está pagando sanciones de la Comunidad Europea por no haber transpuesto la Directiva en lo que se refiere a la certificación de edificios existentes. No entiendo qué razones puede haber para demorar más su aprobación.

    En cuanto a crecimiento del sector, tengo la impresión de que en el momento en que se apruebe el Decreto ( y espero sea pronto) la competencia va a ser atroz. Pienso que no estaría mal desde este foro, crear un debate sobre criterios para fijar el precio de una certificación.

    Como dice Fernando, no me gustaría que esta oportunidad se convierta en trabajo mal remunerado.

    David Nieto-Sandoval Glez.-Nicolás
    el 27-03-2013

    El siguiente blog ha abierto un debate sobre el precio que debería de tener una certificación energética de un edificio de 100 m2. Podéis acceder a la votación aquí.

    En resumen el precio ronda los 250 - 300 euros.

    No se si es acertado realizar este tipo de encuestas ya que el precio dependerá de la topología, del cliente, de las necesidades, toma de datos, desplazamientos,...

    Marta Valdivieso
    el 27-03-2013

    En Italia los precios son similares. En este blog (http://www.qualificazioneenergetica.it/osservatorio-prezzi-certificazione-energetica.asp) establecen una media de 235 € en el país, y por lo que he leido en otras páginas los precios suelen estar entre 130 y 300 €. Aunque también hay ofertas con cupones que te hacen el certificado por 59 € (http://it.groupalia.com/sconti-firenze/offerta-certificazione-energetica.html#) .

    Yo creo que habrá dos tipos de trabajo y de cliente. Los que quieran la certificación para cumplir el trámite, que buscarán la opción más barata, y a los que les interesa mejorar la eficiencia energética de su edificio o alcanzar la mejor calificación posible, que buscarán a un profesional con experiencia y estarán dispuestos a pagar más.

    Arturo Porta Sánchez
    el 03-04-2013

    Marta, este último párrafo tuyo hay que enmarcarlo

    Marta Valdivieso
    el 17-04-2013

    Arturo, es que creo que, aunque de otra manera, esa diferenciación ya se ha dado en los edificios de nueva construcción. Hay quien contrata a un experto en eficiencia energética antes de comenzar el proyecto para trabajar de forma conjunta y quien hace la calificación energética por un medio simplificado una vez terminado el proyecto para incluirlo en la memoria porque es obligatorio. Creo que las cosas no van a cambiar mucho, y que como empezaba el tema igual es un problema de expectativas.

    Y otro dato sobre los precios de las certificaciones. En el dictamen del Consejo de Estado del 7 de marzo pasado (http://www.boe.es/buscar/doc.php?coleccion=consejo_estado&id=2013-95) se hace referencia a una memoria del análisis de impacto normativo entre los documentos del expediente. En ella se dice: "señala la memoria que se calcula que el coste derivado de las nuevas certificaciones de eficiencia energética de los edificios será de 47,97 millones de euros de media anual durante los primeros cinco años tras la entrada en vigor del real decreto proyectado, de los cuales 40,8 millones corresponderán al sector de viviendas, 4,5 millones al sector terciario y el resto (2.622.505 euros) a las Administraciones Públicas. En concreto para el sector de vivienda, el coste medio de la certificación energética se calcula en 250 euros para la vivienda unifamiliar y en 90 euros para cada vivienda individual"

    El precio de la certificación de la vivienda unifamiliar está dentro de los límites de los que hemos hablado. El de la vivienda individual me parece muy bajo, aunque la calificación se haga con un procedimiento simplificado y tomando los datos que el programa facilita por defecto, teniendo en cuenta que hay que desplazarse hasta el domicilio, tomar datos, etc. (pensando en lo que cuesta la revisión de una caldera o el desplazamiento para que te arreglen un electrodoméstico) ...A no ser que el precio se multiplique por el número de viviendas de un edificio cuando se haga la calificación global.

    xabat oregi
    el 24-04-2013

    opino que estamos discutiendo demasiado sobre el precio, cuando aún, por lo menos a mi alrededor, no he visto esa demanda de que la gente califique energéticamente su vivienda. El quien quiera pagar por la calidad pagará y el quien opina que es un papeleo, pagará al más barato, ya que verdaderamente, es un simple papel.

    En las universidades seguimos impartiendo las mismas materias, entre los constructores el dinero sigue siendo el jefe principal y entre los arquitectos el "diseño". Pero la culpa o el problema lo vemos en que el usuario no está dispuesto en pagar ese certificado.

    Por todo ello, opino que al quien hay que exigir es al arquitecto-constructor, a los quien construyen y siguen construyendo de una forma insostenible, edificando edificios con demandas energéticas elevadas y materiales penosas. A esos habria que presionarles.