Unirse

Tasas para la certificación energética de edificios

  • Creado el 04-03-2013 con 22 publicaciones
  • VISTO 1395 VECES
  • Marta Valdivieso
    el 04-03-2013

    En la Comunidad de Madrid ya aparece una página para “Tramitación, renovación o actualización de certificados de eficiencia energética de edificios de nueva construcción” Hasta ahora no había visto que se cobrasen tasas por el registro de los certificados en otras Comunidades Autónomas. En este caso la tasa es, para edificios de viviendas, de 60,60 € (unifamiliar) a 202 € (edificio o parte destinado a vivienda).

    En la noticia aparecida en el periódico El Mundo el 11 de febrero “UPyD teme que la certificación de edificios sea una excusa para recaudar más dinero” (http://www.elmundo.es/elmundo/2013/02/11/suvivienda/1360576962.html) ya se hablaba de esta posibilidad.

    El cobro de tasas cuando se apruebe la certificación de edificios existentes ¿contribuirá a que se entienda el certificado energético como un mero trámite y un impuesto más? ¿desincentivará la rehabilitación energética? o ¿creéis que tiene aspectos positivos? 

    Rubén Sastre Rubio
    el 06-03-2013

    El problema va a ser que al tener que pagar una tasa fija "improductiva", el cliente forzará aún más al técnico para que haga el Certificado gratis, lo cúal redunda en un mero trámite. 

    Alberto Manso Yuste
    el 20-03-2013

    La verdad es que, desde los medios últimamente, se está informando a cerca del etiquetado energético, más como si fuese un impuesto, que como una herramienta enfocada a ser conscientes del derroche energético que hay en el 90% de las viviendas de nuestro país. 

    Pero claro, si vienen las Autonomías y ponen una tasa, que en muchos casos, superan el margen neto que tenemos los técnicos cuando realizamos un Certificado Energético, es normal que la gente se queje y se vaya a quejar. Esto es un claro obstáculo en la implantación del etiquetado energético, si es que no tiene ya suficientes, y creo que va a propiciar que los propios técnicos caigamos en el desánimo con este tipo de encargos (igual hasta nos toca poner dinero para hacerlos). 

    No me parece correcto cobrar tasas por un registro, cuando ya se está pagando el Impuesto de Bienes Inmuebles y, podría ocurrir, que los propietarios le acaben repercutiendo a los inquilinos futuros todos los impuestos que se sacan de la "chistera" desde la Administración.

    Creo que es pronto para poder valorarlo con acierto y, hasta que no veamos los escaparates de las inmobiliarias en nuestras ciudades, empapeladas con anuncios llenos de letras y colorines, la sociedad no terminará de aceptarlo como algo común y necesario. Aunque creo que es cuestión de tiempo y, ya que ofrece un ahorro económico real a medio plazo, la rehabilitación energética de las construcciones de mitad de siglo XX para adelante, será una realidad antes de que seamos conscientes.

    Saludos.

    David Nieto-Sandoval Glez.-Nicolás
    el 26-03-2013

    Hablando con un colaborador de UK me comentó que los certificados para las viviendas salían a 100 libras y que actualmente rondan las 50-70 libras.

    Pienso que el certificado hay que enfocarlo hacia un objetivo a éxito utilizándolo como una herramienta de atracción para la venta o alquiler del inmueble. Todos los profesionales conocemos las bondades del certificado, pero como es normal, el cliente necesita verle una utilidad y responder a situaciones como: "...Si alquito este inmueble con una letra E, ¿cuanto me gástaría en la luz, el gas y el agua?..."; "¿Me conviene alquilar este otro inmueble con una letra B?, ¿cuánto me ahorraría?"

    Respecto al cobro de las tasas me parece increible que la Administración quiera sacar probecho de esto para luego tener en los certificados apilados en un cajón.

    xabat oregi
    el 27-03-2013

    la metodología de certificación de UK y la española no son las mismas, y como  lo he dicho mil veces, me gustaría saber que técnico es capaz de obtener toda la información del edifico-vivienda, insertar los datos y redactar el informe final durante 4 horas (más o menos pensando un 25€/h) ¿quien? Si alguien ha realizado alguna calificación antes, la respuesta es NADIE.

    Respecto al enfoque de la herramienta, la afirmación de que una vivienda E gastará mucho más en energía que otro que tenga C no es cierto, ya que parte de la calificación depende del fuente energético que utilices. Conocemos datos de viviendas que tienen una A y consumen mucha energía y otras que tienen una C pero que el consumo es muy reducido. También comentabais que la letra se puede relacionar con "cuanto me gastaría en luz, gas y agua". la calificación de viviendas NO tienen en cuenta la parte de iluminación. Respecto al agua, ?que impactos tienen en cuenta esta calificación? Únicamente tienen en cuenta el impacto derivado al consumo de ACS, por lo que la letra depende de cuando ACS utiliza la gente y si el edificio tienen algún sistema renovable, pero en lo demás, no depende de la eficiencia del edificio...

    Con esto quiero decir que la letra no un indicador tan limpio u objetivo, sino que hay que saber trabajar con esa letra.

    Marta Valdivieso
    el 27-03-2013

    Me parece difícil explicar a los propietarios el certificado como algo positivo cuando en la mayoría de los casos, sobre todo en los edificios más antiguos, la calificación energética del edificio va a ser mala y no va ni a mejorar el valor de la vivienda ni la va a hacer más atractiva para su compra o alquiler. Y encima la certificación y su tramitación le van a costar dinero. Creo que el certificado tiene más sentido cuando la rehabilitación energética es una opción.

    A los inquilinos y compradores obviamente les interesa saber la calificación energética de la vivienda, pero habrá que ver cómo afecta al precio la mejor o peor calificación de un edificio.

    David Nieto-Sandoval Glez.-Nicolás
    el 03-04-2013

    La verdad es que dependemos del contenido final tras la publicación del RD y de su adopción por las Comunidades Autónomas.

    Claro está que la letra es un parámetro que no concluye de forma definitiva el consumo real de la vivienda dado que se estima bajo unas condiciones estandar de uso. Pero, entiendo es que si la letra de calificación no va a compañada de un indicador conocido por el usuario, muy difícilmente será aceptado por este y se caerá en que no se registren las ventas y alquieres.

    Arturo Porta Sánchez
    el 03-04-2013

    Estoy bastante de acuerdo con lo que se ha dicho aquí. Nosotros, los técnicos, tenemos una visión mucho más profunda de todo este tema y las implicaciones que tiene. Pero el propietario que quiera alquilar (que será quien pague la fiesta) lo que va a querer es una letrita con su colorcito y le da lo mismo que sea una E o una C. Este va a ser quien diga: "oye, te pago 100€ por la certificación, lo tomas o lo dejas...". Pues ya sabeis, a tirar de los valores por defecto del programa y en una mañana tienes la letra, por la tarde el informe y el cobro ya veremos.

    Creo que va a ser difícil encontrar mentes "limpias" que vean en la certificación una oportunidad para saber donde se puede ahorrar dinero (donde realmente se tiene que ahorrar, que es en la factura de luz a final de mes, no a costa del certificador).

    Pero no seamos pesimistas. Si el mercado "tira" y la actitud de quien tiene que alquilar es exigente con la letra o el precio de alquiler que está dispuesto a pagar, sabiendo que una letra desfavorable le va a suponer dejarse la cuarta parte del sueldo en calefacción, tal vez la historia se escriba diferente.

    Ricardo Mesa
    el 10-04-2013

    Como comenta Arturo, hay que esperar que el mercado "tire", pero eso no pasará si desde el sector técnico no damos a la certificación energética el valor que realmente tiene y se lo hacemos ver al resto de agentes implicados (compradores, vendedores, arrendadores, inquilinos, inmobiliarias, etc.). Hay que hacer una labor muy intensa de información y concienciación sobre lo que verdaderamente significa el certificado y la importancia que tiene.

    En este tema siempre se suele poner como ejemplo la clasificación energética de los electrodomésticos, pero ¿por qué con los electrodomésticos la gente tiene clara la importancia de la etiqueta energética y con los edificios no? En mi opinión, fundamentalmente, por falta de una adecuada información.

    Jesús C. Gómez García
    el 15-04-2013

    A modo de offtopic solo apuntar que no estoy de acuerdo en que la metodología de cálculo en UK sea tan diferente de la española. El Standard Assessment Procedure (SAP) tiene muchos puntos en común al CE3.

    Creo que la manera de enfocar el tema por parte de las administraciones españolas para sacar provecho es algo muy de aquí. En UK, por ejemplo, las administraciones no piensan tanto en poner tasas sino en dinamizar la actividad y dar facilidades a las reformas energéticas del parque de edificos existentes. Estas reformas suelen surgir de la calificación y el estudio posterior. Quizás la certificación sea tan barata porque luego existen más posibilidades de realizar una rehabilitación, que el cliente frecuentemente realiza con el mismo técnico calificador.

    La herramienta es parecida, pero el mercado y filosofía es diferente. Las administraciones dan facilidades no desde la subvención, sino con abaratamiento de las licencias y tasas e incluso una bonificación en edificabilidades y alineaciones, lo que permite engrosar muros, añadir roof extensions muy eficientes que mejoren el conjunto y otras opciones interesantes. Puede ser una opción para que el mercado empiece a tirar, pero las administraciones deben ser la primeras que ayuden y no que añadan una tara a la calificación y a las reformas.

    Marta Valdivieso
    el 15-04-2013

    Estoy de acuerdo con Jesús y con la importancia de vincular la certificación a la rehabilitación energética y de los modos de financiación. Su comentario me ha recordado un informe encargado por WWF Adena sobre la financiación de rehabilitacion energética, con ejemplos de varios paises, que se puede descargar en este enlace http://www.wwf.es/noticias/sala_de_prensa/?20627/WWF-propone-la-rehabilitacin-energtica-de-ms-de-tres-millones-de-viviendas-para-reducir-las-emisiones-de-CO2. A mí me resultó interesante.

    Respecto a la pregunta de Ricardo, de por qué la gente tiene mucha más clara la eficiencia energética de un electrodoméstico que de una vivienda, estoy de acuerdo que la falta de información es importante. Pero también me da la impresión de que en España todavía se ve una vivienda antes como una inversión -un piso siempre iba a aumentar de valor- que como un bien que necesita un mantenimiento y que genera unos gastos. 

    licinio alfaro
    el 22-04-2013

    El problema actual, es que se está vendiendo la Certificación Energetica como la solución a las altas facturas energeticas. A diferencia de UK, donde se conoce el consumo real de los edificios de vivienda desde hace años, aquí es necesario crear un sistema que "estime" el consumo de una vivienda, cuando resulta que éste puede ser conocido por el técnico, pero no se utiliza.

    No podemos utilizar las herramientas de calificación para hacer una diagnosis energetica de un edificio, porque sino la solución a todos los males será la sustitución de instalaciones de consumo fósil por instalaciones de consumo renovable, con las cuales podremos obtener calificaciones "A", pero sin bajadas de consumo, por tanto, no son las herramientas adecuadas.

    En éste caso, la futura modificación del Codigo Tecnico, como mínimo en lo que se refiere a vivienda, en la que se empiezan a limitar los valores de consumo, si ayudaran a que el usuario tenga que gastar menos en la gestión de su edificio, así como el hecho de no "obligar" al uso de un software determinado.

    Por desgracia, actualmente pasará lo que dice Arturo, se convertirá en un mero documento "que hay que tener" para poder cumplir con la gestión de compra-venta/alquiler.

    Arturo Porta Sánchez
    el 24-04-2013

    Me han confirmado que, efectivamente, se está estudiando el tema de las tasas administrativas en Cataluña. No obstante parece que va a tratarse de tasas "de mínimos" orientadas a hacer autosuficiente la aplicación del procedimiento (lo cual, si es así, ya me parecería bien). No obstante, la cuestión es, sobre quién repercute al final la tasa? Yo estoy ofertando con el epígrafe de "tasas administrativas no incluídas" lo cual también es un follón porque al final realmente el usuario no sabe cuánto le va a costar la broma.

    La percepción final, la acostumbrada "esto es un sacacuartos que se han inventado y que no vale para nada".

    Para postres, el indicador son gramos de CO2 y kwh en energia primaria por m2 y año...hasta que el público no tenga la traducción de todo esto en euros contantes y sonantes, aquí no se va a mover ni el tato...hasta que el público no comprenda que la letrita tiene una repercusión directísima en su bolsillo....esa va a ser parte de nuestra labor si queremos hacer algo

    Marta Valdivieso
    el 30-04-2013

    Sobre la falta de información que tienen los ciudadanos y lo que opinan del ahorro de energía, en este link http://www.fundacionentorno.org/Data/Documentos/EncuestaEE_rev_01108694345.pdf aparecen los resultados de una encuesta titulada "¿Qué necesitan los españoles para ahorrar más energía?" realizada por la Fundación Entorno.

    Las conclusiones sobre las viviendas son:

    "Casi la totalidad de los encuestados se muestran interesados en disponer de contadores con los que conocer la cantidad de energía que están consumiendo en cada momento, identificar qué aparatos son los responsables y si el consumo está por encima o por debajo de lo óptimo.
    Además, estarían dispuesto a asumir una subida del precio de la energía, siempre y cuando se incentivara a aquellos hogares más eficientes.
    También es reseñable que financiar reformas en base a los ahorros de energía es un modelo que interesa a 8 de cada 10 españoles"

    David Nieto-Sandoval Glez.-Nicolás
    el 01-05-2013

    Marta, interesante encuesta.

    Cristina Romero Medina
    el 05-05-2013

    Buenos días a todos,

    Coincido con David, es muy interesante la encuesta Marta, gracias! 

    Yo creo que la Certificación de edificios existentes no es la mejor, métodos simplificados, evaluar en función de las emisiones, etc, pero al menos es el principio. Yo lo veo como una gran oportunidad de que la gente entienda lo que gastan sus viviendas, y realmente tome conciencia. Pero esto no es posible si no hay una gran campaña de sensibilización, como ocurrió con los electrodomésticos y con los coches. Creo que es fundamental que las Comunidades Autónomas dejen de pensar en cobrar tasas y se pongan realmente en serio a explicarle a la gente para qué sirve el Certificado y cuáles son las ventajas que tiene su vivienda si tiene una mejor calificación. Es fundamental primero que la gente lo pida, y lo conozca, y cuando esto ocurra ya se preocupará el usuario (como hacemos con los coches) de comparar antes de encargar un certificado. Pero creo, que lamentablemente iremos muy despacio con el tema de la concienciación.

    Saludos!

    xabat oregi
    el 08-05-2013

    ¿estais seguros de que la concienciación es el camino? parece que mi punto de vista siempre es muy negativa o que me gusta llevar la contraria, pero es que en este mundo, donde por encima de la ética-lógica...los que mandan son las grandes empresas, no veo que muchos tengan intereses en que nuestras viviendas consuman menos, ni que la sociedad tenga esa sensibilidad en reducir sus consumos energéticos. ¿qué pasaría con endesa, iberdrola, repsol... si la gente "deja" o reduce al máximo el consumo energético de sus viviendas?

    Actualmente, debido a la situación económica, en muchos hogares la gente está eliminando o evitando el uso de la calefacción, pero otros muchos, seguimos en las mismas. Y veo que no es por sensibilidad, sino que por el poder adquisitivo. El quien tiene dinero, activa a tope su HVAC y el quien no tiene dinero, a pasar frio o calor!

    Ojala que la certificación sea un camino para empezar a cambiar este chip, pero la certificación no cuantifica el consumo real, sino que es una estimación o simulación basada en unos perfiles de uso-ocupación, ganancias...

    Por último, ¿cuando veremos diseños de proyectos arquitectónicos (desde viviendas hasta edificios terciarios-públicos) acordes a esta sensibilidad de ahoroo? Gran parte de la responsabilidad lo tenemos nosotros, los proyectistas, por  lo que no vamos a empezar a exigir a la sociedad que se conciencie, mientras que seguimos construyendo "chapuzas" por nuestras ciudades (casualidad que España está llena de estos edificios...)

    ana isabel menéndez suárez
    el 15-05-2013

    En mi comunidad Asturias, también han decidido aplicar tasas de mínimos, creo que estudian los 20 euros aproximadamente. Aunque me he encontrado una serie de peculiaridades, a partir del 1 de Junio (caso de vivienda nueva) y me encuentro que es obligatorio registrar la calificación del proyecto y después la del edificio acabado ¿representa esto una doble imposición?, todavía no lo saben y si añadimos el caso que mejores la etiqueta desde el proyecto inicial hasta el acabado, tienes que justificar la mejora, por lo tanto, tendrías que meter un modificado explicando el porqué ¿serán tres tasas?, no veo mucha lógica en meter tanto certificado, pero....

    Respecto a la información de la etiqueta, estoy de acuerdo en que emisiones de CO2 no es la mejor expresión de ahorro energético, pero la nueva etiqueta ya deja un hueco bastante aceptable para consumo energético y para emisiones de CO2, quizá algún día veamos demanda en vez de consumo.

    También es penoso admitir esto, pero hasta que no existan organismos sancionadores en materia de eficiencia energética, no seremos responsables en este tema. Siempre estoy escuchando lo mal que se van a realizar las calificaciones en base a los precios estimados (puesto que hay libertad de fijación), pero nos olvidadmos que dichos certificados tienen que estar emitidos por "técnicos cualificados", ¿damos por sentado que todos estos técnicos van a ejecutar con dejadez su trabajo?, entonces el problema no es tanto de la administracción que solo se compromete a registrarlo como de los técnicos que realizan un trabajo remunerado, sabiendo a priori que por ahorro de costes no lo va a ejecutar de modo correcto.

    Aquí hay muchos implicados, no solo los consumidores finales que carecen de conocimientos y de conciencia, la administracción que legisla muy segadamente, de las empresas que no quieren cambiar y de los técnicos.

    Pau Segui
    el 24-06-2013

    Para ver todas las características de los Registros y también las tasas podeís acceder a http://ovacen.com/registros-certificados-energeticos-comunidades-autonomas/ intentamos estar actualizados.

    Un saludo

    Jesús Llorente
    el 29-08-2013

    A todo lo anteriormente mencionado respeto a las tasa creo que falta puntualizar algo. No sé si conocéis las titulaciones habilitantes para realizar las certificaciones ( http://www.construction21.eu/espana/community/pg/pages/view/5362/ ), pero se van a dar situaciones curiosas como al final se extienda la obligatoriedad de acompañar el correspondiente visado profesional en las certificaciones (Extremadura ya exige este visado). El visado en cada caso va ser diferente y ya no se va a competir entre técnicos con las mismas normas de partida y jugaran con ventaja aquellos profesionales cuyo colegio profesional decida poner una tasa menor a dicho visado.

    Además de las cuestiones económicas, creo que esta lista solo responde a principios puramente mercantilistas, ocasionados por las batallas de atribuciones que están teniendo los colegios. No dudo de la capacidad de cualquier técnico en aprender a desarrollar un trabajo pero a priori cuesta creer que un ingeniero agrónomo o de telecomunicaciones pueda dar respuesta a esta demanda, por no decir aportar soluciones técnicas de mejora en el edificio. 

    LUIS DIAZ
    el 04-12-2013

    Sobre el asunto de la concienciación.

    La Sostenibilidad tiene básicamente dos motores para imponerse: normativo y económico.

    El normativo nos marca los mínimos y estos son indiscutibles, ya que vienen impuestos y serán lo exigentes que quieran que sean los legisladores. Es el que es y no es negociable.

    El económico es el más interesante por ser el más objetivo y abierto por lo que deberíamos darle más atención. El análisis económico de las soluciones propuestas es vital para defenderlas y darles viabilidad. Se trata de hacer un análisis económico completo y consistente, algo que no es usual entre los técnicos en este país.

    Completo quiere decir contemplando todos sus componentes especialmente el coste inicial (inversión inicial, P.E.M.) algo en lo que ya estamos acostumbrados y en su coste de operación (uso y mantenimiento) a lo largo de su vida, algo que se hace parcialmente. No se puede considerar sólo una de las partes ya que supone un análisis parcial y usualmente interesado.

    Un promotor en general se interesará por el coste inicial para reducirlo al mínimo (aquí se pone de manifiesto la necesidad de una normativa de mínimos) ya que el consumo no le importará.

    Los fabricantes de aislamientos estarán encantados en considerar exclusivamente los consumos importando modelos centroeuropeos con grandes espesores de aislamiento sin fijarse en el coste de la inversión inicial.

    Consistente quiere decir incorporando todos los aspectos que seamos capaces de valorar de una manera homogénea y por tanto comparable. Productividad, absentismo en edificios verdes, emisiones, estabilidad económica frente precio de las energías… existen informes en esta web al respecto,  en países con mayor rigor y tradición en sostenibilidad, los bancos consideran estos aspectos a la hora de ofrecer créditos.

    Creo que es en este aspecto donde hace falta una labor más ardua por parte de los técnicos que ya no podemos limitarnos a cumplir la normativa convirtiéndola en papeleo y ser ‘baratos’ en ese cumplimiento. Supone un trabajo de generación de escenarios y simulaciones para optar por la solución que representa un coste óptimo.

    En la reciente rehabilitación energética de Empire State Building se generaron 65 escenarios posibles combinando medidas a adoptar para finalmente optar por 8 medidas.

    Existe por supuesto un tercer motor, la concienciación social, pero hay que ser realista y ver que la Sostenibilidad está todavía en fase incipiente y cualquier emprendedor sabe dónde se encuentran los apoyos en las fases iniciales, las famosas “tres efes”: Family, Friends and Fools (familia, amigos y chalados).  

    LUIS DIAZ
    el 24-01-2014

    Acaba de aparecer una noticia relacionado con lo comentado: parece que la UE piensa en prolongar la directiva 20/20/20 del 2020 con un  40/27/20 para el 2030.

    Vuelve a haber muchos intereses en juego y por tanto presiones.

    Se dispara la reducción de emisiones (y por tanto el comercio de derechos de emisión) se mantiene crecimiento de las renovables (por tanto no es la prioridad) y desaparece el interés en la eficiencia energética… este es el futuro normativo de nuestros legisladores y sus lobbies.

    Se reafirma la importancia de la viabilidad económica de la sostenibilidad o dicho de otra manera  proponer una sostenibilidad basada en el análisis de la viabilidad económica de su vida.