Unirse

¿La Base de Datos o DAPs son excluyentes?

  • Creado el 15-11-2012 con 2 publicaciones
  • VISTO 1164 VECES
  • Alberto Vilches
    el 15-11-2012

    Hola a todos, 

    Recientemente he comenzado a estudiar el Análisis de Ciclo de Vida en el sector de la Construcción, y al llegar a las Bases de Datos y Declaraciones Ambientales de Productos (DAPs) me surge una cuestión. 

    Cuando hemos definido los productos y servicios que están dentro de nuestro estudio, tenemos que conocer sus características ambientales para introducirlas en nuestra herramienta de cálculo. Es entonces cuando tenemos que recurrir a DAPs o Bases de Datos. ¿Depende de la metodología que elijamos para realizar el ACV utilizaremos uno u otro? 

    Por lo que entiendo, creo que se recurrirá a Bases de Datos cuando no tengamos DAPs. Ya que las DAPs, aunque son propias de cada producto, y por lo tanto datos exactos y fiables, no todos los productos la tienen. Para suplir esta carencia, entonces utilizamos las Bases de Datos. 
    ¿Es correcto esto?

    Gracias de antemano por resolver esta cuestión.

    Cristina Gazulla
    el 18-11-2012

    Hola Alberto,

    Me parece muy interesante tu pregunta. 

    La metodología de ACV debe ser siempre aquella que definen las ISO 14040 - 14044 y que explican/amplían guías como el ILCD Handbook o la EeBGuide para el sector de la construcción. En la práctica, el utilizar un tipo u otro de fuentes de datos vendrá definido por los objetivos del estudio y, sobre todo, por la disponibilidad de información. 

    Lo habitual es que en un mismo estudio de ACV se combinen ambos tipos de fuentes de datos para poder hacer el inventario de ciclo de vida: bases de datos y datos directos de procesos (a través de DAP o de cuestionarios o mediciones). Así que, en mi opinión, bases de datos y DAP no son excluyentes y te explico las razones.

    Para los procesos que forman el "background system" (o sistema en segundo plano) se recurre a bases de datos como ELCD, Ecoinvent, GaBi, etc. para poder inventariar la producción de materias primas básicas, la producción y uso de fuentes de energía (combustibles, electricidad, etc.), el transporte de productos, la gestión de residuos, etc. El fabricante de un determinado producto no puede influir directamente sobre este tipo de procesos; por ejemplo, el fabricante podrá decidir si utiliza gas natural, biomasa o gasóleo como combustible del horno de su fábrica, pero no podrá influir directamente en cómo se producen cada uno de estos combustibles. Por otro lado, inventariar este tipo de procesos (p.ej. producción de electricidad en un país) es una actividad muy compleja que queda fuera del alcance de la mayoría de estudios de ACV.

    Por otro lado, para los procesos del “foreground system” (sistema en primer plano) se deberían utilizar datos específicos para aquellos procesos sobre los que se puede influir directamente. Suelen ser los procesos que ocurren dentro de la fábrica, así como los de proveedores muy directos (de materias primas, componentes, etc.) con los que se trabaja en la mejora de productos/sistemas. Aquí, sin duda, las DAP verificadas pueden aportar información muy útil. Cuando esta información directa no está disponible o su cálculo excede el tiempo/presupuesto disponible, se recurre a las bases de datos.

    En cualquier caso, siempre hay que intentar que los datos utilizados representen la realidad en la medida de lo posible y que al utilizar datos de diferentes fuentes nos aseguremos de que sean consistentes entre sí, es decir, que se hayan calculado bajo reglas de cálculo similares. También hay que ser pragmáticos y priorizar la toma de datos directos para aquellos procesos que puedan tener una mayor influencia sobre los resultados finales; para ello, en la fase de interpretación de resultados, puedes analizar la influencia de aquellos datos “dudosos” en los resultados finales y, si es significativa, volver a la fase de inventario para tratar de encontrar información lo más representativa posible. Finalmente, en el informe del estudio de ACV hay que explicar claramente qué fuentes de datos se han utilizado y qué limitaciones presenta el estudio en este sentido.