Unirse

Nueva ley de rehabilitación - Reflexiones

  • Creado el 27-09-2012 con 5 publicaciones
  • VISTO 1043 VECES
  • Isabel Sala
    el 27-09-2012

    Según ha anunciado en un acto público la Ministra de Fomento, Ana Pastor, en los próximos meses se llevará a Consejo de Ministros una nueva Ley de Rehabilitación con el objetivo de reformar el parque inmobiliario español y crear empleo. La Ministra ha recordado que del parque de 25 millones de viviendas que hay en España, la mitad tiene más de 30 años y una quinta parte, más de 50 años.

    A pesar de esto, el segmento de la rehabilitación sólo representa el 28% de la actividad del sector, cuando en países como Alemania supera el 56%.

    El Plan presentado se centrará en modificaciones en el Código Técnico de Edificación para la mejora de la eficiencia energética de los edificios, para simplificarlo y eliminar trabas urbanísticas para desarrollar las reformas y facilitar la toma de acuerdos en las comunidades de vecinos.

    La nueva ley de rehabilitación se encuentra actualmente en periodo de consultas, y se prevé que su tramitación será larga, ya que después de la valoración por parte de las cámaras se iniciará un período en el que se podrá aportar contenido por parte de diferentes instituciones. Finalizado este proceso se procederá a la redacción final del texto que se calcula dentro de cuatro o cinco meses según ha informado la ministra.

    A finales de 2011, el grupo de trabajo sobre Rehabilitación de GBCe publicó el informe "Una visión-país para el sector de la edificación en España". Sus autores, Albert Cuchí y Peter Sweatman, apuntan que un marco regulatorio adecuado debería asegurar la reformulación del sector español de la edificación a través de la rehabilitación del parque de viviendas. Así, 10 millones de viviendas construidas en España antes de 2001 pueden y deben ser transformadas en viviendas de bajo consumo y baja emisión de gases de efecto invernadero. Esto aportaría beneficios tanto a los propietarios y ocupantes (mayor confort, disminución de la factura energética) como al Estado (ahorro energético, reducción de las emisiones de CO2, generación de empleos directos estables y de calidad). La rehabilitación de entre 250.000 y 450.000 viviendas al año requeriría de una fuerte inversión económica que podría "ser aportada por el ahorro familiar, por entidades financieras, por empresas de servicios energéticos, por empresas energéticas y por el Estado", tal y como apuntan Cuchí y Sweatman en su informe.

    • ¿Cual creeis que será la reacción de los propietarios de estos inmuebles ante la obligación de realizar mejoras?

    • ¿Con que argumentos sociales, económicos y técnicos se puede convencer a los propietarios?

    David Nieto-Sandoval Glez.-Nicolás
    el 28-09-2012

    Isabel, ¿existe algún borrador de dicha ley?

    Al final la obligación queda delegada en el propietario que en muchos casos preferirá arriesgarse a no cumplir con la ley antes de realizar la auditoría, certificación y rehabilitación necesaria y obligatoria. No por falta de conciencia sino por falta de recursos económicos.

    Desde este sentido, se debería de proponer un plan nacional serio para la certificación y rehabilitación del parque de viviendas y edificios públicos. Elaborar un cronograma, un listado de necesidades y proponerlo al Banco Europeo de Inversiones que apoya este tipo de iniciativas. Ahora, para llegar a ese "plan nacional serio" es imprescindible la colaboración entre los profesionales y el gobierno cosa que lo veo muy difícil.

    Oihane Santiuste Cardaño
    el 28-09-2012

    Esas preguntas Isabel...son la clave. La verdad es que los usuarios no han parado a pensar, entro los que me incluyo, en cuáanto gastan en su vivienda sólo en mantenimiento. Es imposible imponer, bajo mi punto de vista, una ley que obligue a propietarios a rehabilitar a la fuerza. Es necesario un trabajo previo de concienciación por parte de la administración y el mundo de la emrpesa hacia los propietarios y usuarios de edificios.

    La gente no cuida lo que no conoce,eso es así de claro, no se puede castigar algo que no se entiende ni se explica. Por ello a mi esta ley me parece un buen paso, un gran paso diría yo, pero como ocurrió en su día con los automóviles, que también se gravaron con impuestos según contaminación y antigüedad, debe darse a conocer el problema.

    Un ejemplo claraísimo, es y que es directamente aplicable, es lo que ocurre con las reservas y parques naturales de nuestro país. No se puede pedir un esfuerzo económico a los agentes sociales para su conservación si no los divulgas, enseñas sus bondades y las necesidades de cuidarlo. 

    En conclusión, si sólo se obliga pero no se enseña o explia, los propietarios lo verán como una imposición injusta y "sangrante" otra vez hacia sus ya fastidiadas economías.

    Francisco Javier Méndez Martínez
    el 02-10-2012

    La ley de Economía Sostenible 2/2011 en su artículo 111, punto 1, dice:

    "la Administración competente puede ordenar, en las formas, los términos y plazos que establezca la legislación aplicable la realización de obras de mejora en el supuesto de que la construcción o el edificio quede afectado por un programa, plan, o cualquier otro instrumento legal de rehabilitación de viviendas aprobado y en vigor, y se refieran a obras que vengan impuestas por normas legales sobrevenidas por razones de seguridad, adecuación de instalaciones, reducción de emisiones e inmisiones contaminantes d ecualquier tipo y las necesarias para reducir los consumos de agua y energía".

    Además, el R.I.T.E. vigente en su artículo 12 regula que:

    "las instalaciones térmicas deben diseñarse, calcularse, ejecutarse, mantenerse y utilizarse de tal forma que se reduzca el consumo de energía convencional de las instalaciones térmicas y, como consecuencia, las emisiones de GEIs y otros contaminantes atmosféricos...".

    Y como impulsor de nuevas acciones determinantes, el pasado 14 de junio el Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros alcanzaron un acuerdo sobre la nueva Directiva de Eficiencia Energética que adopta políticas mucho más potentes de construcción y renovación orientadas a la eficiencia energética, en busca de una nueva economía europea más sostenible. Esta propuesta se sustentará en reglamentos y en medidas de financiación de la UE, y se pretende que se lleve adelante independientemente de la situación d elos mercados inmobiliarios locales, orientándose la financiación a la rehabilitación para elevar la eficiencia energética de los edificios existentes.

    antonio atienza
    el 05-10-2012

    La imposición no funciona, al menos en este pais, hecha la ley hecha la trampa dice el refranero, y siempre se encuentra un resquicio para ello. Tenemos el ejemplo de las ITE´s que se han convertido en un saca cuartos y que en su mayor parte se conforma con un lavado de cara de los edificios y poco más, perdiendo asi de vista el objetivo inicial que era similar al que ahora se persigue.

    Coincido con Oihane en que el camino es la concienciacion y la divulgación.

    Hace falta divulgar los beneficios y ahorros que supone el mantenimiento y la actualización de los inmuebles, porque siempre hablamos de beneficios, pero el ususario final necesita datos palpables, máxime cuando se le va a pedir (u obligar) que haga una inversión en muchos casos inasumible.

    No se como, bueno si tengo alguna idea, pero el primer paso es que todos entendamos e interioricemos que los edificios tienen que conservarse adecuadamente para mantenerlos actualizados y reducir los costes de las obras de conservación que algún dia necesitaran. Desde mi punto de vista aún no estamos en ese nivel, asi que no termino de entender como pretenden que pasemos al siguiente. Aunque sea conveniente o imprescindible.