#26 Certificación EDGE: Cómo certificar lo verde en los mercados emergentes

Desarrollado en 2014 por la CFI (Corporación Financiera Internacional), miembro del Grupo del Banco Mundial, el programa EDGE ya ha llevado a la certificación de casi 7,5 millones de metros cuadrados de superficie. Alzbeta Klein, Directora y Jefa Mundial de Asuntos Climáticos de la IFC, habla de los progresos realizados desde el lanzamiento.

 

1. ¿Cuál es la filosofía de desarrollo sostenible de la CFI?

No podemos abordar el desarrollo sin hacerlo sostenible, de lo contrario las personas se verán sumidas en la pobreza. Tiene que ser parte de todo lo que hacemos.

Hace veinte años, nadie más operaba en este espacio. En su calidad de mayor institución mundial de desarrollo centrada en el sector privado de los países en desarrollo, la CFI no sólo veía el desafío del cambio climático, sino también las oportunidades de inversión.

En 2016, publicamos el informe Climate Investment Opportunities, que analiza los 21 compromisos asumidos en París por los países que supervisamos. El potencial de inversión es de 23.000 millones de dólares en varios sectores, incluidos los edificios ecológicos. La CFI sigue buscando soluciones para ayudar a los países que seguimos a crecer de la forma más respetuosa con el clima posible.

 

2. ¿Cómo está ayudando a los mercados emergentes a hacer la transición ecológica?

Conocemos las barreras a la inversión, y estamos aquí para ayudar a encontrar soluciones, crear mercados y hacerlos viables. La CFI ha estado haciendo financiación ecológica desde la década de 1980, cuando empezamos a financiar proyectos de energía renovable. Fuimos uno de los primeros en ayudar a construir el mercado de la energía renovable - y seguimos invirtiendo en él. Ahora son 300 mil millones de dólares. También fuimos una de las primeras organizaciones en invertir en energía eólica.

Nuestra estrategia de negocio del clima ha evolucionado para incluir el trabajo con los bancos locales para prestar a los proyectos ecológicos. La construcción representa más del 50% de estos préstamos. No sólo invirtiendo en actividades relacionadas con el clima, sino también coinvirtiendo, hemos proporcionado más de 22.000 millones de dólares en compromisos financieros a largo plazo para proyectos relacionados con el clima desde 2005 y hemos recaudado más de 15.000 millones de dólares en capital externo mediante sindicaciones y otras asociaciones con inversores.

 

3. ¿Cuál es el propósito de EDGE?

Se habla mucho de otros tipos de emisiones, pero los edificios son responsables del 19% de las emisiones actuales. Estos podrían duplicarse en las próximas dos décadas, y el crecimiento provendría casi en su totalidad de las economías en desarrollo.

Por eso la CFI creó el programa de certificación de edificios verdes EDGE, que es uno de nuestros ejemplos más exitosos de creación de mercados sostenibles. EDGE incluye una plataforma en línea fácil de usar que permite a los promotores certificar sus edificios como energéticamente eficientes (es decir, un 20% más eficientes en términos de energía, agua y energía incorporada en los materiales) de forma más rápida, fácil y económica. Siguiendo las recomendaciones de EDGE, los promotores diferencian su oferta, ofreciendo edificios más eficientes y que usan menos agua o electricidad. En última instancia, esto llevará a una transformación en la forma en que se construyen los edificios.

 

4. ¿Qué progresos ha hecho EDGE hasta ahora (desde su lanzamiento en 2014)?

Más de siete millones de metros cuadrados de suelo residencial y comercial ya han sido certificados por EDGE, incluyendo más de 60.000 hogares. Sólo en África, Balwin Properties ha asumido un compromiso inicial al registrar 26.000 viviendas ecológicas asequibles para su certificación en Sudáfrica y EchoStone Properties en Nigeria construirá más de 180.000.

En ningún lugar es más evidente el progreso de EDGE que en Colombia, donde el 6% de las nuevas construcciones están certificadas, gracias en gran parte al liderazgo de bancos como Bancolombia, que emiten bonos verdes sobre sus activos y luego alientan al mercado a certificar.

La CFI invierte a través de su propio capital, así como trabajando con bancos asociados para aumentar sus inversiones en edificios ecológicos. Hasta la fecha, a través de estos canales, hemos invertido más de 4.500 millones de dólares en edificios ecológicos en todo el mundo.

Para expandir nuestro trabajo a través de las instituciones financieras, la CFI y el gobierno del Reino Unido han creado nuestro programa de Acelerador de Marketing para la Construcción Ecológica (o "MAGC"), que ayudará a nuestros bancos asociados de todo el mundo a fomentar más fácilmente la construcción ecológica, tanto en el lado de la oferta como en el de la demanda, financiando la construcción ecológica y las hipotecas ecológicas. Sabemos que cuando se alienta a las instituciones financieras, responden favorablemente.

El progreso que estamos viendo en todos los frentes es alentador. Schwarz Gruppe, un cliente de inversión de la CFI, se ha comprometido a certificar todas sus tiendas minoristas con EDGE. Han registrado y/o certificado cerca de 3.000 tiendas con el apoyo de nuestro proveedor de certificación, thinktep-SGS, para un total de más de un millón de metros cuadrados de superficie.

Otro ejemplo es Vinte, un cliente de la IFC y promotor inmobiliario que está aportando innovaciones a las viviendas asequibles en México (incluyendo tecnologías solares y medidores inteligentes). Vinte ha emitido dos bonos verdes en el último año, ganándose un apoyo considerable de los inversores que de otra manera no habría recibido.

 

5. ¿Cuáles son los desafíos para EDGE en las regiones de clima cálido?

La mayoría de los países en los que EDGE está en funcionamiento tienen climas cálidos, donde los problemas del cambio climático se agravan. Una cuestión importante es el creciente uso del aire acondicionado en países como la India.

Las ideas prácticas como la orientación de los edificios y los acondicionadores de aire de bajo consumo pueden marcar una diferencia significativa, ya que un edificio bien diseñado reduce la necesidad de aire acondicionado. EDGE mide esto y permite al promotor ser honesto sobre el rendimiento exacto del edificio, indicando los costos financieros adicionales (si los hay) de la construcción ecológica.

 

Cómo funciona:

El sistema de certificación EDGE (Excelencia en el Diseño para una Mayor Eficiencia) de la CFI está disponible en más de 150 países. Su objetivo es reducir el consumo de energía, agua y energía material incorporada de un edificio en al menos un 20% en comparación con la hipótesis de referencia. La certificación se hace en dos etapas: en la fase de diseño y después de la construcción del edificio. Los equipos de proyecto interesados en diseñar un edificio eficiente en cuanto a recursos utilizan el programa informático EDGE en línea para calcular la reducción de los recursos. El caso base depende de la ubicación del edificio propuesto y sus características. Se propone una amplia lista de medidas para alcanzar el objetivo del 20%: reducción de la relación ventana/pared, pintura reflectante, inodoros de doble descarga, uso optimizado del hormigón, etc.


Dossier apoyado por

Construire durable sous climats chauds
construcción sostenible en climas cálidos

Encuentra todos los artículos en el dossier Construcción sostenible en climas cálidos

 Dossier Climas cálidos
 Certificación EDGE

Autor de la página


  • Otras noticias

    Más noticias

    En los mismos temas

     Dossier Climas cálidos
     Certificación EDGE