#19 Anticipar los efectos del cambio climático construyendo nuestras ciudades

Tener un clima mediterráneo como el de Badajoz, una ciudad del sudeste de España, en París en 2080 puede parecer una perspectiva alegre... y finalmente no tan dramática como sugieren las alertas? Sin embargo, el clima de verano de Badajoz se acerca peligrosamente a las temperaturas registradas durante la ola de calor de 2003. Este episodio había causado más de 15.000 muertes en Francia y atestiguaba la incapacidad de nuestras ciudades para hacer frente a tales olas de calor.

El clima está cambiando, nuestras ciudades se están calentando

Al mostrar que un lugar determinado del mundo podría experimentar un clima similar en el futuro a otro lugar en latitudes muy diferentes, el método de los análogos climáticos nos permite imaginar el impacto del aumento de las temperaturas medias en nuestras condiciones de vida. Por ejemplo, un estudio ha demostrado que la ciudad de Washington en los Estados Unidos podría experimentar un clima de tipo tropical para 2080. Este aumento de las temperaturas medias, pero también el aumento de las temperaturas máximas y el incremento de la frecuencia e intensidad de las olas de calor son todos efectos observados y esperados del cambio climático. Paralelamente al aumento de las temperaturas, la concentración de la población en las zonas urbanas y el envejecimiento de la población provocarán un aumento del número de personas vulnerables al calor.

Las zonas urbanas son particularmente sensibles al aumento de las temperaturas (especialmente por la noche) debido al efecto de isla de calor urbano. Una isla de calor se caracteriza por una temperatura superficial o del aire más elevada en las zonas urbanas que en las afueras de la ciudad. Este sobrecalentamiento se produce en un entorno urbano mineral y confinado que impacta en la sensación térmica de los habitantes de la ciudad. El calor puede crear estrés por calor en poblaciones sensibles como los ancianos, los bebés, los niños pequeños, los enfermos...

Dado que los edificios de nuestras ciudades están construidos para durar décadas, el sector de la construcción y la edificación tendrá que hacer frente a los peligros del cambio climático, siendo los más preocupantes la hinchazón/contracción de las arcillas debido a las sequías y las olas de calor, sin mencionar el aumento de la frecuencia de los fenómenos meteorológicos extremos.

La función principal del edificio es proporcionar refugio, es decir, protegerse de las condiciones externas. Crea un microclima en el que el hombre ya no depende de los eventos climáticos. Aunque los edificios han sido construidos durante mucho tiempo en perfecta adecuación con su entorno, es común hoy en día que se conciban en oposición a él, creando espacios desconectados del entorno en el que se ubican. Como resultado estos edificios dependen del aporte de la energía para cumplir con los requisitos mínimos de comodidad.

Además, las técnicas de construcción estandarizadas a gran escala son exigentes en cuanto a materias primas, energía y agua. El sector de la construcción y la edificación es responsable del 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial y de alrededor del 35% del consumo final de energía.

 

Soluciones para construir y vivir mejor en climas cálidos

La perspectiva del cambio climático debería llevarnos a replantear la forma en que diseñamos los edificios y a desarrollar el saber hacer en varios puntos claves de la construcción sostenible. Los innovadores procesos de construcción están haciendo posible el diseño de entornos construidos bajos en carbono, eficientes en el uso de la energía, resistentes, saludables e inclusivos, ayudando a mitigar el cambio climático y a adaptar nuestras ciudades y edificios a sus efectos.

Este imperativo de acción inmediata se ve reforzado por un crecimiento exponencial de las necesidades de construcción, sin precedentes en la historia de la humanidad. Este crecimiento está impulsado por factores demográficos, con una población que superará los 9.000 millones de personas en 2050, pero también por un proceso de urbanización masiva, en particular en los trópicos cálidos de África y Asia.

Los enfoques bioclimáticos y pasivos permiten reducir el consumo energético de los edificios y dar respuesta al efecto de isla de calor. Permiten aprovechar los beneficios vinculados a las condiciones locales y protegerse contra las limitaciones climáticas. Tener en cuenta las características y particularidades del lugar (en particular la posición del edificio con respecto a los vientos dominantes) y plantar vegetación alrededor de los edificios son dos condiciones esenciales para permitir la instalación de una ventilación natural y evitar la climatización, integrando al mismo tiempo soluciones para limitar el impacto de la exposición al sol (aislamiento, protección solar, etc.).

En los territorios de ultramar, la Agencia Francesa de Medio Ambiente y Gestión de la Energía (ADEME) desarrolla numerosos proyectos para limitar drásticamente el consumo de energía en los edificios. El anfiteatro Moufia en la Isla de la Reunión es el primer edificio sin aire acondicionado y con energía positiva. Fue diseñado por el arquitecto Olivier Brabant con el fin de proteger el edificio del sol, evacuando el flujo de aire interior y estimulando el movimiento de aire.

También se están llevando a cabo proyectos de investigación para desarrollar sistemas de climatización y refrigeración energéticamente eficientes y respetuosos del medio ambiente, dado que estos no siempre pueden evitarse sin generar molestias térmicas, por ejemplo en determinados climas muy calurosos y húmedos. En el marco de la convocatoria de proyectos de investigación de ADEME "Aire acondicionado del futuro", se han realizado 7 proyectos: algunos sobre nuevos fluidos más ecológicos y otros sobre dispositivos pasivos que no requieren refrigerantes.

Además, ADEME apoya el desarrollo de redes de refrigeración cuando los proyectos se acompañan de un enfoque global del diseño urbano en "refrigeración urbana pasiva" para la conexión de nuevos barrios y una política de control del consumo de energía. Estas redes permiten alcanzar niveles de rendimiento energético entre 5 y 10 veces superiores a los de la producción eléctrica descentralizada del tipo aerotérmico comúnmente utilizado en la climatización de edificios, y limitar el desarrollo de climatizadores de salas de altas emisiones.

Artículo escrito por Cécile Gracy y Candice Ribot de Ademe International

Página web de ADEME: https://www.ademe.fr/

Twitter ADEME: https://twitter.com/ademe?lang=en

Foto de Randy Fath en Unsplash

 

BIBLIOGRAFÍA :

ADEME. (2015). Etude prospective sur les impacts du changement climatique pour le bâtiment à l'horizon 2030 à 2050. Disponible sur https://www.ademe.fr/etude-prospective-impacts-changement-climatique-batiment-a-lhorizon-2030-a-2050

ADEME. (2016). Prospective logements 2050. Comment vivrons-nous dans notre logement en 2050? https://www.ademe.fr/logements-2050-evolutions-habitat

ADEME. (2017). Diagnostic de la surchauffe urbaine. Méthodes et applications territoriales. Disponible sur https://www.ademe.fr/surchauffe-urbaine-recueil-methodes-diagnostic-dexperiences-territoriales

ADEME. (2017). Les avis de l’ADEME. Les réseaux de chaleur alimentés par des énergies renouvelables et de récupération (EnR&R). Disponible sur https://www.ademe.fr/sites/default/files/assets/documents/avis_ademe_reseauxchaleur_201712.pdf

ADEME. (2018). La lettre recherche. ADEME&Vous. « Climatisation du futur » : Refroidir sans réchauffer la planète. DIsponible sur https://presse.ademe.fr/2018/03/lettre-recherche-ademevous-climatisation-du-futur-refroidir-sans-rechauffer-la-planete.html

Fitzpatrick, M. C., & Dunn, R. R. (2019). Contemporary climatic analogs for 540 North American urban areas in the late 21st century. Nature Communications. Disponible sur https://www.nature.com/articles/s41467-019-08540-3

Garde, F., & Payet, M. (2015). Ventilation naturelle sous les tropiques. Amphithéâtre du Moufia à Saint-Denis de La Réunion. Ecologik .

Global Alliance for Buildings and Construction. (2018). 2018 Global Status Report. Disponible sur https://www.globalabc.org/

 

NOTAS :

1 (Fitzpatrick & Dunn, 2019)

2 (ADEME, 2015)

3 (Global Alliance for Buildings and Construction, 2018)

4 (Garde & Payet, 2015)

5 (ADEME, 2018)


Dossier apoyado por

Construire durable sous climats chauds
construcción sostenible en climas cálidos

Encuentra todos los artículos en el dossier Construcción sostenible en climas cálidos

 Dossier Climas cálidos
 urbanismo
 desarrollo
 territorio

Autor de la página


  • Otras noticias

    Más noticias

    En los mismos temas

     Dossier Climas cálidos
     urbanismo
     desarrollo
     territorio